Infinita…   Leave a comment


 

Infinita,

excepcionalmente extensa

se manifiesta la espera.

 

Circunspecta;

la voz de la tormenta,

la purpura herida que se abre en el horizonte.

 

Prepotente;

torrencial como encendida lava, brota la idea

del magma de emociones que bullen en mi cabeza.

 

Cada día es una aventura,

un reto ante la indecisión y la duda

un histérico desafío a mi propia naturaleza.

 

El tiempo,

(el tozudo caminar de Crono), en mi peor enemigo

se ha convertido.

 

Larga…

caprichosamente vasta

se me hace la espera.

 

Loeches agosto 2012

Publicado 21 agosto, 2012 por Carlos José Mena en Sin categoría

Voy sumando…   Leave a comment


 

 

Voy sumando mañanas,

como canas mi otoño…

 

Los dioses, (esos prepotentes tiranos),

deben andar muy ocupados,

jugando al pádel con los políticos y los banqueros

para no escuchar el lamentos de los obreros.

¡Coño!

Tendemos que acabar los hijos de la miseria,

tomando los parlamentos,

los templos de la hipocresía,

los tabernáculos financieros

y repartiendo el pan de los poderosos entre los necesitados.

 

Voy sumando resentimientos,

como arrugas mi rostro…

 

                                                                         Loeches agosto 2012

Publicado 17 agosto, 2012 por Carlos José Mena en Sin categoría

Sur les fleurs du mal   Leave a comment


Imagen

Sur les fleurs du mal

Entre las páginas de una vieja edición de Les Fleurs du Mal,

he ido guardando mis memorias, retazos de mis temores y desdichas,

relámpagos de mis momentos de euforia, de sufrimiento y de angustia

instantes, ¡amor!, he vivido contigo.

Entre las páginas del viejo libro de poemas, en pequeños postit amarillos,

he ido guardando limaduras de mis pensamientos más íntimos,

de mis ideas más peregrinas, de mis promesas, (necio), incumplidas.

En definitiva en esos pequeños y comunes papelillos amarillos,

he ido guardando retales de todo aquello que te dije algún día

y de lo que callé y callare in aeternum…

En esos cuadrados postit amarillos, he ido escribiendo, por ejemplo:

Enero, tiniebla eterna el día.

He soñado contigo: con el calor de tu pecho,

con tu boca ávida, buscando la mía…

No sé amor lo que sientes…,

Apenas logro discernir lo que siento

pero sé lo que no quiero y es que pase este momento…

Te amo,

más allá de lo que puedo llegar a entender

Te amo,

sin mesura, alocadamente, sin razón ni sentido,

Te necesito. ¡Amor! Te necesito

Como necesita al Sol, en la llanada el verde trigo.

Te necesito. ¡Amor! Te necesito

como necesita la noche a las estrella,

la luz y la penumbra, el atardecer o las olas la marea…

Las unas y los otros, cautivas de su existencia…

Decenas,

cientos de post-is amarillos,

se esconden entre ajadas las páginas de Las Flores del  Mal,

ese viejo poemario que ayudado por Calíope encontré en el Rastro.

Decenas,

cientos de cuadraditos amarillos,

con mi sueños, mis gozos y mis penas…

andan jugando al escondite con Baudelaire y conmigo,

entre la páginas de ese viejo poemario

que con la ayuda de Calíope encontré en el madrileño Rasto.

Loeches 2012-07-29

Publicado 29 julio, 2012 por Carlos José Mena en Sin categoría

Cuando pasa la tormenta…   Leave a comment


 

Cuando pasa la tormenta
y el romero, los poleos y la menta
inundan de vivos aromas la natural acuarela.
Es entonces, en ese momento,
cuando lágrimas de Zeus y sus legiones, empapan la tierra
y florea la lavanda y el tomillo, y la sensual yerbabuena
nos acarician con su hechicero efluvio….
Es entonces, cuando brota vehemente el recuerdo,
cuando con más amargura se llora; a los que nos esperan en el cementerio.
Es entonces, en ese momento,
cuando pasa la tormenta,
y solo nos queda la soledad, un trago y la memoria de algún viejo verso;
cuando nos damos por vencidos  y pensamos de nuevo en las azoteas.

Loeches 2012-07-27

Publicado 27 julio, 2012 por Carlos José Mena en Sin categoría

Voy abrir las ventanas de par en par…   Leave a comment


 

Voy a abrir las ventanas de par en par

al caliente y acido aliento de Erebo

y dejarme por las candentes cuchillas de la lóbrega sombra, acariciar…

Voy a cruzar el pedregal de la decepción, ligero,

veloz guiño perdido en la nada, efímero destello,

como las estrellas fugaces de verano.

y llevar este despojo de corazón hasta ese oscuro rincón del páramo,

hasta  ese árido vacío del desesperación y desconsuelo

donde las almas heridas se congregan para atravesar las puertas del averno.

Voy a abrir las ventanas de par en par y sea lo que Dios quiera…

 

 

Loeches julio 2012

Publicado 25 julio, 2012 por Carlos José Mena en Sin categoría

Voy abrir las ventanas de par en par…   Leave a comment


 

Voy a abrir las ventanas de par en par

al caliente y acido aliento de Erebo

y dejarme por las candentes cuchillas de la lóbrega sombra, acariciar…

Voy a cruzar el pedregal de la decepción, ligero,

veloz guiño perdido en la nada, efímero destello,

como las estrellas fugaces de verano.

y llevar este despojo de corazón hasta ese oscuro rincón del páramo,

hasta  ese árido vacío del desesperación y desconsuelo

donde las almas heridas se congregan para atravesar las puertas del averno.

Voy a abrir las ventanas de par en par y sea lo que Dios quiera…

 

 

Loeches julio 2012

Publicado 25 julio, 2012 por Carlos José Mena en Sin categoría

¿Sabes?, hoy quería contarte un sueño…   Leave a comment


 

¿Sabes?,

hoy quería contarte un sueño,

un bello sueño lleno de impaciencias encontradas y compartidos momentos.

Un sueño, de manos enlazadas, caricias sin final y fuego en las miradas…

 

¿Sabes?,

hoy anhelaba contarte un sueño,

Un sueño en el que la luz de las estrellas guiaba tus estremecidos labios

en busca de mis labios y mis manos, la seda Luna, tu cuerpo enamorado.

 

¿Sabes?,

hoy quería haberte contado un sueño. Un sueño… ¡No!

El más hermoso sueño de cómplices entregas y exaltado deseo.

 

¿Sabes?

Hoy pensé al despertar el alba. “voy a contarla mi sueño”.

¡Pero te busque y no estabas!

 

 

Loeches 2012-07-22

 

Publicado 23 julio, 2012 por Carlos José Mena en Sin categoría